19 may. 2017

Reseña: La espada de Cristal (La reina Roja #2)


Libro:  2/3
Autor: Victoria Aveyard
Editorial: Océano Gran Travesía
Año de publicación: 2016
Número de páginas: 539
Precio aproximado: 17.95€
Género: Distopía juvenil
Tapa:  tapa blanda con solapas
Sinopsis: La electrizante continuación de La reina roja intensifica la guerra entre el ejército rebelde y el mundo dividido por el color de la sangre que los Rojos siempre han conocido, pero esa pugna moral empuja a Mare hacia la oscuridad que crece en su alma. La sangre de Mare Barrow es roja (el color de la gente común), pero sus habilidades son plateadas. La corona dice que es un milagro, una imposibilidad. Sin embargo, Mare sabe que hay otros como ella, Rojos con capacidades similares a las de los Plateados, y comienza a buscarlos y reclutarlos para unirse en la lucha contra el príncipe que la traicionó. Poco a poco, Mare se ve abocada a una encrucijada mortal en la que corre el riesgo de convertirse exactamente en la clase de monstruo que quiere vencer. ¿Claudicará ante el peso de las vidas que impone la rebelión, o las continuas traiciones habrán endurecido su corazón para siempre?

(¡Atención! Contiene spoilers de la primera parte)

La espada de cristal empieza justo donde acabó La reina Roja. Mare y Cal han conseguido escapar del Cuenco de los Huesos con vida gracias a la Guardia Escarlata (ejercito de Rojos que luchan y se revelan contra la opresión de los Plateados) y a Shade, hermano de Mare que todos creían que había muerto en La Guerra. Sin embargo, ahí está, vivito y coleando, con algo especial que nadie, ni siquiera Mare, sabía que existía. Shade es un nuevasangre, como ella. Los dos son Rojos con poderes diferentes y, en ocasiones, superiores a los de los plateados. Pero ellos dos no son los únicos. Antes de que los guardias se llevasen a Julian, este le dio a Mare una enorme lista en la que aparecían nombres de los nuevasangre que hay en todo el país. Y esa es su nueva misión.
Después de conseguir escapar del cuartel que tiene la Guardia Escarlata, Mare se fija una meta: encontrar a los nuevasangre antes de que lo haga el actual rey, darles la opción de unirse a su causa, entrenarlos y, por último, enfrentarse a Maven y su ejercito de Plateados. Lo que ella no sabía es que la misión, ya difícil de por sí, se iba a convertir en algo mucho más grande y complicado de lo que podía imaginar.

Algunos ya sabréis, y si no os lo digo ahora, que La reina Roja fue una de mis mejores lecturas del año pasado. Me pareció muy original el argumento y la forma en la que nos lo contaba la autora me atrapó por completo. Los personajes, las escenas de entrenamiento de Mare, las de acción, en las que aparecía la Guardia Escarlata... Sin embargo, un gran fallo (creo que el más gordo) de esta segunda parte ha sido el ritmo en la narración. Es una auténtica montaña rusa. Al comenzar justo después de que Mare y Cal huyan de Palacio perseguidos por Maven y sus guardias hay mucha acción, tiene un ritmo ágil por la persecución. Pero luego, las siguientes 50 páginas son de lo más aburrido. Continúa con la búsqueda de los nuevasangre de una forma que engancha al lector, pero seguidamente buena parte de la novela coge un ritmo muy lento, con escenas que podrían haber sido mucho más cortas de lo que son y que se alargan demasiado... Y con el final ocurre lo mismo. Tiene un ritmo ágil seguido de uno sumamente lento y termina con una escena un poco ambigua, que supongo que será para dar rienda suelta a la imaginación del lector.

Tampoco me han gustado las excesivas descripciones que hay. Es algo en lo que ya me fijé cuando leí la primera parte y que me sorprendió bastante. Victoria Aveyard era guionista antes de publicar La reina Roja, no escritora de novelas. No entiendo mucho del tema pero no creo que para hacer guiones se tengan que describir paisajes, atardeceres, pueblos, salas... Y en estas dos historias hay muchísima descripción. Esas escenas se podrían haber descrito sin tanta descripción y se hubieran entendido mucho mejor. Llegaba un momento que mis ojos leían pero mi cerebro estaba en otra parte.

Otro fallo con el que me he podido encontrar ha sido el cambio de actitud de Mare con respecto a la primera parte. Llega un punto de la historia en el que se vuelve ciega por la venganza y el poder. Tiene tanto rencor y dolor dentro por lo que Maven le hizo creer que era y que no resultó ser que se obsesiona. Empieza a actuar de manera impulsiva, por su cuenta, sin hacer caso de los consejos que le ofrecen Kilorn y los demás que se han unido a la misión. Hasta llegar a hacer aquello que odiaba y por lo que decidió unirse a la Guardia Escarlata. Se vuelve su peor enemigo. ¿Sabéis a quién me ha recordado? ¿Alguno ha visto la serie The 100? Mare se comporta igual que Clarke en la tercera temporada. Si la habéis visto sabéis a lo que me refiero.

Algo que no me gustó de La reina Roja fue cómo la autora presentaba el romance. En La espada de cristal es cierto que se puede ver algo más de esa historia de amor pero sigue sin gustarme cómo lo plantea la autora. Da la sensación de que nos hemos perdido algo.

Por otro lado ha habido algo que, sin hacer spoilers, no he entendido ni comprendido. Hay muertes, sí, cómo en muchísimos libros del género. No es ninguna sorpresa. Pero hay una muerte en concreto que estoy convencida de que la autora la ha puesto ahí para que el lector lo sienta y sufra, y a mí me ha dejado indiferente. No tiene ningún sentido. La trama hubiera continuado exactamente igual aunque esa persona no hubiese muerto. Matar por matar en una novela solo para afectar al lector no me gusta.

En fin, cómo podéis ver no me ha gustado demasiado y me costó mucho leerla. La empecé en septiembre y la dejé aparcada hasta el mes pasado, cuando la retomé. ¿Qué si recomiendo leer el libro? Bueno, si habéis leído La reina Roja y os gustó estaría bien que lo leyeseis para continuar con la trama, pero no os esperéis demasiado ya que no hay tanta acción, ni secretos, ni el poco misterio que pudiera haber en la primera parte. Pero si no os gustó el principio de la trilogía yo no os recomendaría leer La espada de cristal porque no creo que la disfrutéis.
Yo sí querré leer la última parte para saber cómo termina y espero que sea más entretenida y que me lo pasé mejor leyéndola de lo que lo he hecho con este libro.

La nota que le doy es por la originalidad y porque los momentos en los que la narración coge ritmo los he disfrutado.
En resumen: La espada de cristal es la segunda parte de una trilogía que prometía mucho en su inicio pero que se ha desinflado de mala manera con excesivas descripciones, un ritmo lento que no ayuda a meterse en la historia, y con escenas que sobran y se alargan demasiado. Una decepción sin duda.


6 comentarios:

  1. Yo estoy deseando leerlo porque la primera parte me encantó así que a ver si este lo disfruto de la misma manera. Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que esta segunda parte te guste más que a mí.
      Un beso:)

      Eliminar
  2. ¡Holiiii!
    No me llama ni de lejos La reina roja. No sé, pero no lo veo un libro que esté hecho para mi. De hecho odio cuando los autores le ponen nombres parecidos a los personajes porque pierdo el norte y no sé cuando habla uno u otro - como por ejemplo Maven y Mare -. Me está pasando con una lectura actual que tengo y lo paso tremendamente mal, tengo que releer a veces para saber quien está hablando; aunque supongo que eso nos ha pasado a todos alguna que otra vez.
    Además, al haber dos bandos diferenciados seguro que habrá una gran cantidad de personajes - cosa que también me da mucha rabia - yo soy más básica que el mecanismo de un botijo y me gustan las novelas en los que los autores no pierdan la cabeza poniendo secundarios a tuti.
    Si encima la narración en esta segunda parte ha sido lenta... ¡No puedo con los libros lentos! Y si son los típicos que en las últimas 30 páginas te lo cuentan todo rápido y corriendo que no te da tiempo de saborearlo, peor aun.
    En definitiva Aveyard no está dentro de las autoras que quiero conocer en este 2017.
    Me alegro que te haya gustado aunque en esta parte haya habido algunas cosillas negativas así que espero que en la próxima entrega todo se arregle y te quedes con un buen sabor de boca con esta trilogía.
    ¡Un besín!

    Etérea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Yo personalmente sí te recomendaría La reina Roja. Fue una lectura que me encantó. Pero su continuación es bastante más floja.
      Espero que la tercera y última parte de la trilogía me guste más que esta.
      Un beso:)

      Eliminar
  3. ¡Hola Paula!
    He leído un poco por encima, no me quería comer spoilers del primer libro. Vamos, que he ido al final para saber qué te ha parecido. Vaya, es una pena que no haya sido una lectura tan buena, a mí me dijeron del primer libro que estaba un poco mal traducido, y eso me echó para atrás. Luego, ante las reseñas tan buenas que leía, dije bueeeeeno le doy una oportunidad, y ahora... No sé, no sé si leeré la trilogía. Ya te contaré a ver >.<
    ¡Un besazo bonita!

    Patri de Written in the Sand 💖💖

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Patri!
      Mejor que solo hayas leído el final porque hablo bastante de lo que ocurre en La reina Roja.
      A mí el primero no me pareció mal traducido, y mira que a mí se me puede tachar de tiquismiquis en esto de las traducciones.
      A mí el primero me gustó mucho, este segundo no tanto, pero espero que el tercero y último vuelva a gustarme y me quede con un buen sabor de boca.
      Un beso:)

      Eliminar

¿Qué opinas tú? ¿Tenemos los mismo gustos?
Por favor, no hagáis spoilers si no avisáis primero. Es algo que fastidia mucho y que es casi imposible de olvidar.
Tampoco hagáis SPAM si no tiene que ver con el tema de la entrada.