23 ago. 2017

Reseña: Sin bragas y a lo loco



Libro: Autoconclusivo
Autor: Carmen Amil
Editorial: Escarlata ediciones
Año de publicación: 2016
Número de páginas: 301
Precio aproximado: 14.90€
Género: Romántica adulta
Tapa: tapa blanda con solapas

Sinopsis: Me presento: soy Alicia; una mujer joven, independiente, trabajadora y a la que el cabrón de su novio engañó con su mejor amiga. Poca cosa quedaba de mí desde entonces, la verdad: ganas de comer palomitas con mantequilla y tragarme películas de Liam Neeson, de esas de tiros, muertes, desapariciones y un montón de sangre. Hasta que llegó Oliver, con sus ojos azules, cuerpo de infarto y un genio insufrible. Y, por si fuera poco, mi nuevo y macizorro compañero de piso, Esteban, decidió que lo más natural del mundo sería pasearse siempre desnudo.Cuando quise darme cuenta, me estaba acostando con los dos. ¿Pero qué coño pasa conmigo? ¿De mojigata monógama y aburrida a ir por la vida sin bragas y a lo loco? Esto no va a acabar bien, nada bien.

 
Esta historia comienza con una Alicia de luto emocional. En pijama todo el día, comiendo restos del chino en el sofá del salón y viendo películas de tiros, muertes y explosiones. Y es que resulta que acaba de dejarlo con su novio, con el que se suponía que tenía una relación “estable”.
Su compañera de piso y buena amiga Lydia, intenta consolarla y que vuelva a convertirse en persona después de semanas sin pisar la calle ni la ducha. Alicia se lo agradece pero está de tan mal humor que no quiere saber nada de nadie. Y menos cuando descubre a Lydia y a su ex novio follando como animales en las escaleras de su edificio.
Así que al problema inicial se le suma otro: necesita un compañero de piso para ayudarle a pagar el alquiler ahora que ha puesto a Lydia de patitas en la calle. Y es en ese momento cuando entra en escena Estaban, un joven un tanto borde que busca un piso cerca del centro. Pero ese no será el único chico que entre de golpe en la vida de Alicia. Oliver, el hermano de su mejor amiga vuelve a la ciudad después de haber pasado varios años en Estados Unidos. ¡Y vaya como vuelve!

En un principio pensaba que esta historia me iba a gustar más de lo que al final me ha gustado, pero como tampoco tenía muchas expectativas tampoco me ha decepcionado. Eso sí, acabé la novela con una mala leche… Os cuento, os cuento.

Esta es una historia sencillita en la que en realidad no pasan muchas cosas. Se lee muy rápido, es amena y divertida, pero tampoco hay mucho donde rascar. Una novela entretenida para leer entre lecturas más densas y despejarte. La forma de escribir de la autora también me ha gustado mucho. Es directa, sin tapujos ni complicaciones. Es muy como Alicia.

Ya desde la sinopsis se ve venir el triángulo amoroso que se va a formar, pero a mí no me ha gustado cómo está planteado. Sí es verdad que tengo un favorito de los dos chicos, pero una vez acabado el libro me di cuenta de que en verdad los dos me caían bien, no habían hecho nada malo; la mala era ella.

Alicia es una protagonista que me gustó un montón al principio. Era diferente a las demás que había leído últimamente. No pretendía ser una mujer fuerte, decidida y dispuesta a comerse el mundo. No. Ella era borde, seca, estaba enfada con el mundo y consigo misma por no verse venir lo de su ex y Lydia, tenía pensamientos negativos y comentarios directos y sin pelos en la lengua. Estaba de luto emocional. Pero luego, llegados los últimos capítulos, entró de cabeza en mi lista de personajes que odio. Se volvió una interesada, una desagradecida, una hipócrita e incluso tenía comportamientos de mala persona. Terminé por no soportarla.
Estaban ha sido mi chico favorito. En un principio es borde y seco, pero porque no sabe ser de otra manera. Él mismo reconoce en un capítulo que siempre ha estado y se ha sentido solo. Ese es el motivo de que comparta un piso teniendo dinero suficiente para comprarse uno. En realidad es como un niño pequeño que no sabe gestionar sus emociones. Y aún así lo intenta. Intentan entender a Alicia, intenta ayudarle. Cuando coge confianza, lo da todo por la otra persona.
Oliver es totalmente diferente. Él es extrovertido a más no poder, directo y no se anda con tonterías. Cuando quiere algo, lo dice. Él tampoco sabe gestionar sus emociones. Durante esos años en Estados Unidos tuvo una novia con la que no acabó muy bien y tiene esa espinita clavada en el tema amor. Tiene mucho carácter, mal genio y sobretodo muchísimo orgullo, cosa que comparte con Alicia y por la que chocan en más de una ocasión.

El final, como digo, no me ha gustado. En las últimas 60 páginas o así, Alicia da un giro de 180º en su vida para mal. Hace y dice cosas que no me han gustado absolutamente nada, y eso ha conseguido que el desenlace de esta historia no me haya gustado.


En resumen: Sin bragas y a lo loco es una historia sencilla y sin mucha complicación, que se lee muy rápido y con la que puedes soltar más de una carcajada. La protagonista era un punto fuerte de la historia pero cambia radicalmente volviéndose una persona odiosa con la que es imposible empatizar. Creía que iba a encontrar una historia diferente a lo que finalmente he leído, pero es un libro entretenido y recomendable para los amantes del género romántico y los líos amorosos.


3 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Este libro me llama la atención pero no termina de convencerme. Eso de que la protagonista cambie radicalmente en los últimos capítulos no me gusta y los triángulos amorosos los tengo tan vistos que no sé yo... Puede que le dé una oportunidad, pero más adelante.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! No es la primera vez que veo este libro y el título me parece de lo más sugerente. Por ahora no tengo pensado leerlo porque tengo demasiados pendientes pero tampoco lo descarto. Un besote :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Paula!
    Jo, pues es que no me acuerdo si he leído este libro o me he quedado con las ganas. Ósea, sabes a qué me refiero? Me quiere sonar pero a la vez, leyendo la reseña no me suena de ná. Igual es que lo he visto muchísimas veces y me he propuesto leerlo otras tantas... Jajajaja No sé, no sé.
    Y te digo que no sé si lo leeré por eso mismo, ay madre mía, qué indecisa que soy :)
    ¡Muchos besos!
    Patri B. de Written in the Sand 💖💖

    ResponderEliminar

¿Qué opinas tú? ¿Tenemos los mismo gustos?
Por favor, no hagáis spoilers si no avisáis primero. Es algo que fastidia mucho y que es casi imposible de olvidar.
Tampoco hagáis SPAM si no tiene que ver con el tema de la entrada.